10 DE OCTUBRE DÍA DEL SOLDADO VENEZOLANO

Feliz día del pueblo uniformado, feliz día del Soldado.

El 10 de octubre de 1813, el Libertador, Simón Bolívar, decidió humanizar y dignificar a las tropas de su ejército. Sumidas en las peores condiciones por los estragos causados por marchas, violentas y peligrosas, además de las rudas condiciones de los combates, por lo que decretó un Reglamento sobre Raciones, Vestidos y Alimentación, que fue su aporte en calidad de jefe militar, para que el bienestar, salud y alimentación de sus soldados estuviera de primero.

En honor al soldado venezolano estos dos poemas de autores desconocidos.

SOY SOLDADO PORQUE…

Soy soldado porque
en mi pecho se anida
el amor a la patria
la veneración a sus héroes
y el respeto a la ley.

Soy soldado porque
la disciplina es mi norma,
el valor mi gran anhelo,
el honor mi firme causa,
y el deseo de servirle a mi país
la meta de mi vida.

Soy soldado porque
a mi cuerpo lo impulsan
la voluntad de luchar,
el ansia de la victoria
y una sed insaciable de saborear el triunfo
y paladear la gloria.

Soy soldado porque
me siento orgulloso del uniforme que porto
de las insignias que me honran
y de la bandera que guardo.

Soy soldado porque
me encuentro sujeto
por lazos indisolubles de
fraternal hermandad
con todos mis camaradas.

Soy soldado porque
estando en el activo mi vida es de la nación
mi familia es el ejercito
y mi hogar es el cuartel.

Y aun cuando deje la tropa
seguiré siendo soldado
porque siempre que yo escuche
la música inconfundible
y las vibrantes estrofas
de nuestro himno nacional
o me encuentre de civil
al frente de la bandera
recordaré mi saludo
y me descubriré
en la posición de firmes
y se me humedecerán los ojos.

Y aun cuando deje la tropa,
seguiré siendo soldado
porque siempre que perciba
el batir de los tambores o
el toque de las cornetas
o el trinar de los clarines
con el rodar de las piezas
y el trotar de los caballos
desearé salir tras ellos
al lugar donde marchan.

Y aun cuando deje la tropa
seguiré siendo soldado
por que siempre que la patria
lo llegara a requerir
estaría sin vacilar
con las armas en la mano
junto a mis camaradas
el la línea de combate.

Y aun cuando deje la tropa
moriré siendo soldado
porque ya en mi testamento
he dejado establecido
que me lleven a la tumba
con mi uniforme de campaña
y como regio sudario
para el eterno descanso
de mis humildes despojos
que utilicen los colores
de la gloriosa bandera
que siempre encausó mi vida.

UN SOLDADO

Yo era lo que nadie más quería ser.
Yo fui donde nadie más quería ir.
Yo terminé lo que nadie más quería empezar.
Yo nunca pedí algo a los que nunca dan nada.
Yo miré al terror a la cara.
Yo sentí el escalofrío del temor.
Yo me regocigé en momentos de amor.
Yo lloré, sufrí y tuve esperanza.
Pero sobre todo, viví esos momentos que otros dicen es mejor olvidar.
Cuando llegue mi hora,
yo podré decir a los demás que estoy orgulloso de ser lo que he sido…
Un Soldado.

error: Content is protected !!